Nivel 2 amarillo

Electrosmog y geopatía, equilibrio hormonal, creencias y rituales chamánicos

Electrosmog y geopatía
Sanación energética del hábitat

Nuestra salud no depende únicamente de los alimentos que tomamos y del aire que respiramos. Cuidar nuestro hogar y el entorno en el que vivimos es esencial para mantener nuestro sistema inmunológico en forma.

El electrosmog es la colisión de nuestras energías vitales con las ondas electromagnéticas creadas por la tecnología. Las zonas geopáticas son lugares en los cuales la radiación natural de la tierra es nociva para nosotros, especialmente si escogemos este lugar para dormir y relajarnos. Se trata de fallas tectónicas, corrientes de agua subterráneas, cruces, etc.

En este curso aprenderás cómo detectar el electrosmog y protegerte de él y cómo armonizar las zonas geopáticas en tu hogar y en tu lugar de trabajo.

Equilibrio hormonal

Consiguiendo el equilibrio hormonal podemos influir positivamente en la función de nuestras hormonas, que se podrían definir como mensajeros bioquímicos que llevan la información de un órgano a otro. Las hormonas son  segregadas por las glándulas endocrinas y tienen una gran influencia sobre nuestros sentimientos y emociones.

Eliminar creencias dañinas

En este curso tendrás la posibilidad de identificar pensamientos y actitudes que te provocan emociones negativas. Aprenderás a convertir las creencias insanas en sanas. Para ello usamos el método del Dr. Carl. O. Simonton y lo combinamos con los símbolos de Erich Körbler.

Si quiero sentirme bien y estar más sano, debo pensar mejor

Dr. Carl O. Simonton

Rituales chamánicos

En nuestras casas no solamente vivimos bajo la influencia de geopatías y electrosmog, sino también nos afectan energías forasteras. Esto puede ser la causa de insomnio, nerviosismo y otros síntomas. A veces las energías forasteras se deben a muertos, que no han encontrado el camino a la luz. Con un simple ritual chamánico basado en la terapia de las constelaciones podemos apoyarlo para que encuentre el camino a la luz. Mi experiencia de muchos años con estos rituales me han mostrado que los síntomas desaparecen, casas que no se podían vender por fin se venden, los dolores de cabeza se esfuman, etc. Cada vez más personas son capaces de percibir esta realidad que parece existir paralelamente a nuesto mundo visible.